2009-06-02

Cuando sobrevaloramos al "destino"

..."Mis padres presentían que la vida de Leda sería un zigzag vertiginoso que reproduciría indefinidamente el movimiento que quizás debió seguir su pequeño cuerpo de tres años cuando llegaron los militares a la casa y se produjo la refriega.
En verdad nadie sabía qué había sido exactamente de Leda durante esos minutos, durante ese estallido de tiempo y balas que el marido de su madre y el hombre oculto habían cruzado con los hombres vestidos de verde "...
..."Siempre flotó en el aire la expectativa de que la vida de Leda no podía tener un disfrute perpetuo, una línea de concordia que partiera de su corazón, porque en la tierra fundacional de su historia había un operativo militar que se llevó consigo a la cárcel a su madre embarazada de ocho meses, y a la muerte a su padrastro" ...
Anya -tal es el nombre de la protagonista- nos introduce a esta novela revelándonos parte de su pasado y el de su amiga Leda, a quien se refiere en esas primeras páginas de Fragilidad.
Personajes centrales femeninos, como es la costumbre de Andrea Blanqué, en una historia que transcurre en el Montevideo actual y solo al inicio nos remite a aquel pasado. (Pasado convulsionado que marcó a fuego a la propia autora durante su adolescencia.)
Es Anya, proveniente de una familia tradicionalmente constituída, ya casada y con niños, que lleva una vida ordenada, sin sobresaltos y aparentemente estable, quien evade su infelicidad en el alcohol, harta de obedecer los rituales hogareños, un trabajo que no le satisface y un marido al que la une la costumbre.
"Huelo los jazmines y miro el libro que está sobre la mesa. José lo da vuelta hacia mí, y puedo leer sobre la carátula Moderato contabile. Me dice que es sobre una mujer que bebe vino en un bar," ...
"Le digo que tengo dos hijos, mellizos, una niña y un niño. Él me mira con cierto asombro, pero nada dice" ...
..."Los clientes del bar detienen su conversación para vernos salir hasta la vereda. Ha consrguido un hombre, parecen decir.
Él es más bello que todos ellos y además está entero."
La protagonista intenta dar un cambio de timón a su vida. No elige un camino fácil y al final nos deja en la incertidumbre, llenos de dudas en cuanto a si logrará sobreponerse y transformar esa adversidad.
Su infancia feliz no determinó su vida adulta; los violentos momentos que rodearon la niñez de su amiga Leda no dieron frutos ácidos: ..."Está pensativa y silenciosa, lo cual no es habitual en Leda ... Nunca parece estar aburrida o abatida y por lo general, evita que los demás lo estén" ...
..." arranca una hoja cuadriculada y se pone a armar un barquito" ...
..."No me mira a los ojos, mira los juguetes de papel que acaba de hacer"...
"Los secretos se han quedado en medio de la mesa, entre los vasos y los muñecos de papel: la historia se llena de pedacitos de pasado incrustados en el presente y en el futuro" ...
El determinismo, aquel destino que todos predecían para Lea, no se hizo efectivo. Hay todo un proceso que desde la infancia hasta el fin de nuestros días nos va construyendo según nuestras propias elecciones. Las dificultades y sucesos traumáticos que cualquier persona haya padecido son un desafío a sus capacidades internas, y su futuro dependerá de esa actitud que asumirá al hacerles frente. O al evadirlas.
P.D : A propósito de esta novela, me sorprendió que no figure en el inventario de las librerías bonaerenses y el hecho de que Andrea Blanqué es una desconocida en esta orilla -con tantos autores uruguayos que circulan en esta ciudad- El libro lo conseguí en la última feria del libro de Bs. As. , en el stand uruguayo; en Montevideo figura entre las novelas más vendidas.

28 comentarios:

omar dijo...

Paso a ver y meencuentro con este texto y este interés...
te sigo leyendo

Patricia dijo...

Me fascina la forma como describes la novela de Andrea Blanque, al parecer una gran obra, entrelazada en un pasado muy conocido por muchas, me hubiese gustado saber que desicion o actitud tomo al final?..
Bueno, no me sorprende sea una de las obras mas vendidas, bien por ella.
besos,

Marcelo dijo...

Legui, Gardel y Cortázar, qué grandes rioplatenses! Y tomo nota de esta autora, por supuesto. También de este blog.
Un saludo

PD: Antes de empezar una nueva batalla rioplatense, por favor buscar en etiqueta "poesía imperfecta" mi homenaje a Montevideo. Luego y de no ser suficiente, puede comenzar la balacera. Hasta Toulouse no paro.

Viv. dijo...

Las novelas de Blanqué tienen un tono existencialista pero nada trágico ni sensiblero; su prosa es aguda, directa; sus protagonistas siempre parecen estar en desventaja, en una situación incómoda, pero no renuncian a ser ellas mismas.
No es una escritora light y yo prefiero las letras contundentes.

Besos, Patricia; bienvenido a esta rambla, CHILENO!

Viv. dijo...

Marcelo: Gracias por hacerme reir!

Tomás Mielke dijo...

siempre latente tu talento descubridor

unplacer llegar aquí

Tesa dijo...

Después de leerte, fui a averiguar si podía encontrar esta novela en España.

Parece ser que Alfaguara la ha publicado, por lo que la apunto y la busco para disfrutarla del todo.

No conocía a la escritora, pero con tu post me entraron tremendas ganas de leerla.

Muchos besos, viv.

orillas de la cuentera dijo...

sera que aún la veda de divulgar escritoras latinoamericanas , solapadamente por intereses varios y muchos...sigue?
no conocía a esta autora, describìs con pasión su contenido y destallles de los porqué de la escritora que realmente el deseo es leerla...habrá que rastrearla por librerías de las que suelen traer por encargo
en general me gustan las autoras latinoamericanas y me cuesta mucho conseguir variedad interesante
también en la feria del libro conseguí a Gioconda Belli con "Sofía de los presagios" que en mi ciudad hace tiempo que ni ahí
saludos, gracias por postear esta posibilidad de lectura

Viv. dijo...

Tomás: Te visito, saludos!

Tesa: Un dato que te puede interesar es que Blanqué suele ambientar sus novelas en su tierra natal pero también en la de sus padres: Catalunya. Solo Sudestada -la primera- me resultó un tanto densa; sus novelas siguientes las leí de un tirón. Besos.

Orillas: Si el libro que leo no me trasmite pasión, lo más seguro es que desista ... Escritores intelectualoides -cito por ejemplo a Julián Marías- me da la impresión que me sumergen entre cubos de hielo.
Me llamó la atención la reseña en El Pais, de Montevideo, -en referencia a la novela de Blanqué- por lo escueta; al contrario de la XL publicada en La República. Seguro que los tradicionalísimos se miraron al espejo con temor ... (¿Estarán confiscando éteres espirituosos en los armarios de cocina de sus mujeres?)

-Si en capital no se consigue, en provincia sería un milagro ...-

El mejor finde para todos!!

cheguevara dijo...

no lo conocía, mi piace.+
me vine a tomar unos mates a tu rambla antes de rajar.*
abraccio
CHE

Viv. dijo...

Creéme,Che: En mi vida tomé 0 mate; pero si te piace en mi rambla jamás falta el humeante café. (Al que yo preparo le han hecho mala publicidad, pero es otro tema) Café con ron, para vos.
Fuerte abrazo.

Sonita dijo...

no conozco a Blanque, pero queda el deseo por descubrirla y seguir sus lineas en silencio.
un dulce saludo.

meridiana dijo...

Y soy de los que no la conocen a esta montevideana, que por lo que subís parece muy interesante.

no me extraña el desconocimiento hacia ciertos autores, siempre circulan los mismos, o aquellos que a fuerza de años se ha ganado un espacio aunque no sean los preferidos del mercado editorial.

trataremos de conseguir algo de Blanque, de por sí siempre me interesó saber, es una deuda que tengo (como charrúa emigrada muy pequeña) la forma en que los uruguayos vivieron, atravesaron y salieron de esa época oscura de la dictadura militar.

se sabe de algunos exilios de escritores reconocidos como Benedetti o mi preferido Juan Carlos Onetti, pero no he tenido oportunidad de leer sea en novelas o poemas, sobre este tema en la literatura uruguaya de generaciones más cercanas.

un abrazo

Lilián

Viv. dijo...

Lilián: El pasado reciente es tema predominante en la literatura uruguaya actual; es lo que más vende y el interés que despierta en los orientales es voraz.
Esta novela, Fragilidad, lo que mejor ilustra es el desencanto reinante en el Montevideo actual; una situación de "no saber hacia donde agarrar", como decimos corrientemente.
Algo en común entre los escritores-mito que mencionás y los más nuevos es esa casi precisión para pintarnos en cuerpo y alma; cada vez que leo a Blanqué y a Hugo Burel, por citar dos ejemplos, me asombra el descubrir que sus personajes son inconfundiblemente de esa ciudad, no podrían pertenecer a otra.

Saludos, meridianas.


Sonita: De las escritoras latinas, una de mis favoritas es tu compatriota Angeles Mastretta; en los ´90 era mi preferida; su estilo es muy muy personal. Si llega a tus manos alguna novela de Andrea Blaanqué seguro no te arrepentirás. Te sugiero "La pasajera", es muy buena.
Abrazo.

Abrazo.

cheguevara dijo...

café con ron,
A FULL+
abraccio

Viv. dijo...

Sale un café jamaiquino para vos, con ron añejo y copitos de chantilly; -con este si he ganado votos- directo a Neuquén!

Seguro arriva helado... Besos.

Edgardo dijo...

Desconocía a Blanqué, imperdonable lo mío, sobre todo porque la novela de la que hablas en la entrada trata un tema que yo estudio, analizo mucho. Ya lo estoy analizando. Por lo poco que has dejado ver, la historia desde el comienzo abre un millón de posibilidades, preguntas, iras, horrores, cuestiones existenciales en el más puro de los términos.

Sobre la falta de publicación por parte de las editoriales en las librerías porteñas (ni quiero imaginarme en el interior) es algo triste, detestable, denunciable y criticable al por mayor. Lo patético del asunto es que su excusa siempre son las ventas, que este libro no va a venderse, que aquí no hay un nicho de mercado propicio para este tipo de novelas (¿?), etc., etc., cuando eso no es verdad, y aunque lo fuera, las editoriales y las librerías tienen una obligación también con la cultura, además de sus asuntos de negoció y negociado.

Un abrazo.

HologramaBlanco

alma dijo...

Pedacitos de pasado... trayectorias personales

digler dijo...

que buena reseña.trataré de encontrarla en mi país (espero que si)

Viv. dijo...

Edgardo: Me interesó mucho tu espacio, vengo de hacerte una nueva visita. Saludos.

Alma: Cargamos esos pedacitos de pasado pero creo yo que no definen la trayectoria, -felizmente- besos.

Digler: También te sugiero leer -si me lo permites- "La pasajera", de la misma autora. Hasta pronto!

Remo dijo...

Hola, devolviendo la visita.

Muy buena su forma de describir.

Saludos admirados.

El Zórpilo.

Viv. dijo...

Remo: Reencontré tu link en mi antiguo blog -"no más eternidad"-
Salud2.

Roxi dijo...

Me quedé enganchada con lo que planteas, me parece muy interesante la novela, no conozco a la autora y buscaré leerla.
Me quedo con la idea de que no hay que sorevalorar el destino, y lo importante de tener claridad de que laa vida la construimos nossotros con cada pequeña elección. Es maravilloso eso, solo que a veces no estamos concientes de su importancia.
Abrazo!

Patricia dijo...

amiga no entendi eso de chileno en tu respuesta :( sera el trabajo que hoy estoy como ida? quizas, de ser asi me perdonas la pregunta :)
bess

Viv. dijo...

El primer comentario, anterior al tuyo, es de un blogger de esa nacionalidad; aludí a ambos en mi respuesta.

Besos, Patricia; saludos, Roxi!

Patricia dijo...

ya ves? te dije que soy volada!(sera la edad?) es que cuando abri tu blog me llamaron a una reunion y me quede con el dolor de cabeza.....:(
me perdonas no?
besitos,

Viv. dijo...

En despiste, dudo puedas superarme;
somos mujeres aéreas, sin remedio ...
:) Abrazote!

Anónimo dijo...

Wow, wonderful weblog format! How lengthy have you been running a blog for?
you make blogging glance easy. The overall look of your web site is fantastic,
let alone the content material!

My web blog; deep sea information