2008-07-27

Conduciría aún con lluvia -pero estoy aquí- y daría ágilmente vuelta de página, una a una, hasta llegar a la del color que prefiero. El extraño malestar físico no me abandona y desde hace varios días no desdeño de su compañía, su impaciente presencia y nuestros silencios.
Su expresionismo me seduce cuando habla con los demás, al igual que esa inusual mirada tierna. (Te comportás diferente cuando excepcionalmente me quedo en casa) Imposible evitar alguna señal de debilidad cuando al incorporarme todo en la sala gira como si me hubiera tomado un litro de vodka. -Nunca tomé tanta pero me comentaron que así se siente- Parece increíble, como un hombre se contenta una tarde vegetando absorto frente a las imágenes de unos tipos corriendo tras una esfera -siempre tras algo redondo-, con un jarro helado en sus manos y sabiéndose necesitado - temporalmente- por una mujer que hoy se muestra un poco frágil.
Esperaba pasar de este momento para postear pero, como ven, cambié de idea. Aquí anclada, temerosa de ir más allá de la puerta, dependiente, necesariamente agradecida -aunque no lo parece- y deseosa, de salir "a tierra firme" -hehee- y fantaseando en dar un buen puntapiés. (Eso vendrá después, quizá en unos días o en un par de horas)
Quien sabe.

10 comentarios:

Viv. dijo...

puntapiés, sería plural)

aminuscula dijo...

Que te mejores Viv.

Al leerte hoy he recordado cosas...

cheguevara dijo...

se marea, te lo aseguro yo,que sé*
espero que andés mejor, los silencios prolongados entre dos a mi me erosionan, definitivamente+
ponete a FULL! con decisiones*
abraccio forte
CHE

manuel dijo...

Y que, ¿Cuál es nuestro estado natural? Ciertamente no enfrente de una TV o monitor autocompadeciéndonos.
Pero en fin, los cambios siempre deben ser para mejorar y el sentirse bien es responsabilidad nuestra y solo nuestra. Analízate y veras que el problema es no querer darnos cuenta que estamos creciendo, cambiando.
Y que sea para bien, que hasta de la falta de salud se aprende y los buenos deseos si valen. Y ahí te van todos los míos y un beso..

Recuerdo en la pubertad que cada enfermedad significaba 10 cm. más de altura.

Marcela Mendoza R. dijo...

miradas misteriosas, silencios elocuentes, idas y vueltas... que se yo!

Patricia dijo...

Y en no tomar una desicion ya estas tomando la desicion de la pausa. Suerte en lo que desidas pero luego recuerda que una sola desicion puede cambiar un destino. A veces es duro luchar por cambiar o amoldar la naturaleza humana masculina...quizas por eso los amamos y los odiamos al mismo tiempo...je je
Un abrazo!

doble visión dijo...

Sea lo que sea Viv... recuperate pronto, aunque seguramente, esto no dependerá sólo de tu voluntad... pero como todas las cosas, si uno las desea, ayuda a que ocurran.

un beso y aflojale al vodka, por las dudas.
:))

marcelo

Salondesol dijo...

Quizás solo sea cuestión de actitud, si hoy te apetece ver solo los colores bellos... ¡ea! ignora los grises, marrones y negros, jeje, escepto si son de chocolate o regaliz...
Un besazo luminoso y muy colorido!

Esther dijo...

Hola Viv:

estuve un poco ausente pero, poco a poco ya vuelvo a estar por aquí :)

¡¡Uff!! El fútbol, siempre el fútbol ¡Je,je!

Silencios extraños... ...épocas extrañas que quizás formen parte de un ciclo pero ¡cuidado que no se alarguen demasiado tampoco!

Me gustó mucho lo que escribiste.

Saludines.

cheguevara dijo...

y el puntapiés?
abraccio
CHE