2008-09-21

Y qué más da si todo acabó después de esa tormenta, si el allá es la nada y nos dirigimos a ninguna parte. Si aquel cortado fué el último que tomamos juntos y la horrible corbata rosa que te quitaste no volví a anudarla a tu camisa. Vos allá, yo acá; continuamos planificando, produciendo -produciéndonos- mientras la
vida se nos escabulle a paso ligero sin enviarnos oportunidad de recupero.
Mis ganas por vivir pueden más que tus ideas de pretendida trascendencia. Que tengas mil hijos, que sonrías de felicidad cuando te despierten sus llantos pasada la medianoche -te conozco tan bien: no delegarías ese honor a una tercera persona- ... Que puedas sonreír cuando de mi te acuerdes..
Yo permanezco en lo terrenal; aún quedan rabas y jugosos arándanos que morder.
Que tu podado jardín florezca y lo riegues pacientemente cada mañana. Prefiero sumar kilómetros corriendo tras la nada, con el viendo golpeándome las mejillas.
Te guardo en las mejores vueltas de página ... y celebraría con buenísimas ganas el reencuentro.
Nadie crea que no te extraño; si así fuera no estaría pensándote.
(Pero yo no guardo flores secas.)

14 comentarios:

almena dijo...

"Que puedas sonreír cuando de mi te acuerdes.."
y que todo recuerdo sea capaz de hacernos sonreir.

Abrazos!

alexandra dijo...

Hola Viv, con un par de días de atraso te deseo ¡Feliz Primavera!.
Si estás en Buenos Aires habrás visto que el domingo fue un día frío y desapacible, pero ya está mejorando el tiempo y con la primavera todo renace y se renueva.
Te deseo que todas tus cosas vayan bien y que disfrutes de esta ciudad, aunque tu corazón esté por la Rambla Malvin.
Un abrazo.

manuel dijo...

Los recuerdos me agobian al leerte, recordar es volver a vivir

Tesa dijo...

Hola, Viv, ¿cómo fue lo de mimarte?

Me gustó mucho eso de “yo no guardo flores secas”, porque entiendo como tú que nos quedan muchas ramblas por pasear y arándanos por morder para perderte entre las añoranzas.

Si fue bueno, nunca lo olvidarás, no necesitas fetiches, si no, la memoria selectiva se encargará de mandarlo a la papelera de reciclaje. Si el sonríe al recordarlo, es que fue bueno.

Me gusta esta nostalgia positiva cargada de vida.

Besos, Viv

doble visión dijo...

Al igual que Tesa, me quedo con ese final entre paréntesis, que se me antoja No Definitivo... como que podrías llegar a guardar alguna como algo excepcional..

beso
marcelo

cheguevara dijo...

no guardar las flores secas,
revolearlas bien lejos*+
me mató*
correr al viento, a FULL
la vida es HOY, nuestro tiempo real
abraccio forte
CHE

Peggy Bonilla dijo...

Hola VIV

Coincido; me gustó eso de no guardar flores secas.
!con tantas primaveras por delante!

Te dejo abrazos

Peggy

alma dijo...

Cada uno tras los pasos de su corazón

cheguevara dijo...

e la nave vá*+
abraccio forte
CHE

Enrique Sabaté dijo...

Las flores secas tienen una ventaja, no hay que regarlas.

Patricia dijo...

Fue hermoso, lo viviste plenamente, y como ya lo dices no guardes hojas secas.....ahora te toco doblar la pagina y recomenzar un nuevo dia porque las flores florecen cada dia, el sol sale cada dia....
un beso,

Esther dijo...

Sí, la verdad es que tienes razón ¿Para qué guardar flores secas? Tenemos que seguir ¿qué remedio queda? Además hay que hacerlo, no podemos permitir que el barco se hunda, sería una gran lástima porque cada barco debe de tener algo bonito que ofrecer al mundo, enseñanzas cotidianas, palabras...

Saludines.

Marcela Mendoza R. dijo...

siempre hay flores nuevas en los jardines...

(me encanta el diseño actual)

alexandra dijo...

¡Hola Viv! ¿cómo anda amiga?.
Un abrazo.